Poetry

Amalia

Bárbara Silvera Ramírez

Son las cosas que nadie vió, 

las que retumban en mis recuerdos.

Las marcas en tu delicada cara, 

Justo donde terminaba tu sonrisa, de lado a lado.

Aquella que explotaba de energía y vivía llena de luz.

 

Las arrugas bajo tus ojos que pronunciaban tu cansancio y tu fortaleza 

Ojeras que odiabas por revelar tu edad 

pero que yo tanto admiraba por verte aguantar tantos días sin descanso.

Las noches que pasaste repartiendo periódicos toda la madrugada,

Las mañanas que empezaban con un beso 

y tus buenos deseos para mi día en la escuela

Aunque con la misma energía te volteabas 

y te preparabas para comenzar tu segundo trabajo. 

 

Y como olvidar esas manos, 

ásperas y duras 

que cuentan historias de todos los trabajos que no te merecías hacer.

Lo hermoso de todo, 

es que con los ojos que se posaban en tus ojeras, l

a sonrisa que marca cada mejilla 

y tus manos de guerrera; 

sólo me dabas amor y alegría 

hasta el momento que la vida nos arrebató la luz.

 

En un abrir y cerrar de ojos 

tu sonrisa transmitía desesperación, 

tus ojos miedo, 

y tus manos me agarraban 

con toda la fuerza del mundo.

Cuando perdiste el control del carro 

yo perdí el camino. 

Y cuando la velocidad del carro 

dando vueltas incontrolables 

hizo que me soltaras 

yo perdí mi dirección. 

Fue hace 7 años que realmente desperté, 

sola en esa cama de hospital 

fue cuando por primera vez, 

me perdí a mi misma.

©2020 by URBANA 

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon