top of page
  • urbanalitpadron

Sobre noches de jacarandaes









“No es que crea imposible curarse,

sino que no cree en el valor,

en la trascendencia de curarse.”

Juan Carlos Onetti

Art Credit: Lidice Tabares

Writing Credit: Mateo Medina

 

De la melancolía de un amor que nació muerto

Voyeur en escalas de vino por nubes

Cúpula de una cortina sangre carmesí

Pero mientras tal vez todo por encima vidrio humo de tus labios

Tus labios de humo


Que otras calles falta por recorrer

De la histeria en la plaza San Martín

Falso bohemismo de Barranco

Parque kennedy cimentada bajo colillas aún encendidas


Anunciando miradas sobre hombros

Espejos rotos

Cortinas sangre carmesi derramándose por toda el umbral vino cielo despejado ahogado


Soy un vouyeur de fuegos a la distancia

Sin musa a quien escribirle

Las persianas carmesí “derogadas”

Pérfido el humo decidiste nacer, caer, y morir,

todo el indiscreto suplicio de tu cuello

un dali o dos faulkners dirán que te conocí


Pero hoy no


Hay palabras tan distantes,

Buscarte, pensarte, extrañarte

especialmente donde se que no estarás


Que sería de mi

Si un día al besar para olvidarte

Seas humo y nardo en saudades


Si las flores soñaran

Sus sueños serían color tu

Arrebol


Si las flores soñaran

Lo harían todas las noches

Al tu irte a dormir


Un voyeur en la habitación 2046


Amarte solo al saber que la muerte prima,

La flor arqueada de tus besos

Caricias de un sonámbulo desasosiegado


Todo con un virtuosismo desapegado


Al final de la eternidad

Cae el basto sueño sobre tus ojos

Tu pelo dorado de elísea

Pequeña flor que se oculta en tu sonrisa

¿Qué ocultaran aquellos ojos?


Mariposa arcana

Cronopios de anhelos

Algún día quisiera entender

Que escondes en tus irises


Cuando pasa el tiempo

Y solo queda como evidencia de la existencia

Poetas muertos, escribiendo con plumas de colibrí

Creo pensar sentir

La ruta de rosas pálidas

Con la misma sangre que tomaste prestada

Al morderme los labios

Decidiste aquel día


bottom of page